☠️100€ de compra=1 anillo calavera mexicana ofrecido☠️

0

Tu carrito está vacío

Guía para llevar leggings con estilo

por Tienda Calaveras

Los leggings han dejado de ser una simple reminiscencia de la ropa deportiva de los años 80 y están de moda, y parece que han llegado para quedarse. Probablemente sea porque los leggings son una prenda maravillosamente versátil, que ofrece mucha más cobertura (y a veces comodidad) que las mallas o las medias, pero más libertad de movimiento que los pantalones y los vaqueros.

Son un elemento básico en el armario de cualquier chica, por su funcionalidad y versatilidad. Han demostrado tener un gran poder de permanencia, y no es difícil ver por qué.

Por eso puede parecer sorprendente que la cuestión de qué llevar con leggings, o incluso cómo llevarlos, siga surgiendo de vez en cuando. Es probable que la confusión sobre cómo llevar leggings se deba a que, en primer lugar, tenemos problemas para definirlos.

¿Son mallas? ¿Son pantalones? ¿Y qué hay de los jeggings, ya que estamos?

Puede ser difícil discernir qué normas de moda se aplican cuando se llevan unos leggings. Y el hecho de que se puedan llevar de tantas maneras diferentes a veces parece que sólo complica más las cosas.

Hay algunos consejos de estilo que debes tener en cuenta a la hora de confeccionar un conjunto con unos leggings, pero primero vamos a echar un vistazo a los diferentes estilos y a empezar por lo básico.


Tipos de leggings


A grandes rasgos, los leggings son un tipo de pantalón ajustado y elástico que no suele tener bolsillos y es similar a las mallas. Pero a pesar de esta definición tan básica, en realidad existen varios tipos y estilos diferentes en el mercado:

- Leggings de longitud completa: posiblemente el tipo más popular de leggings, se trata de una variedad de longitud completa que termina justo por encima o por debajo del tobillo, similar a un par de mallas sin pies.

- Leggings hasta la pantorrilla - A veces conocidos como "leggings capri", este tipo de leggings es justo lo que parece: un legging que llega hasta la pantorrilla. Se coloca por debajo de la rodilla y puede terminar a mitad de la pantorrilla, lo que significa que es un estilo ideal para el gimnasio o para llevar en las estaciones más cálidas.

- Mallas de estribo: este estilo de malla cuenta con un lazo o "estribo" que se engancha bajo el arco del pie y evita que la malla se suba.

- Leggings con pie - Son un tipo de legging que envuelve el pie, por lo que a menudo se confunden con las mallas. Sin embargo, los leggings son mucho más gruesos que las mallas y pueden llevarse de forma similar a los pantalones.

Mallas hasta la rodilla: son más cortas que las mallas hasta la pantorrilla y suelen llegar justo por debajo del pliegue de la rodilla.

Estos son algunos de los tipos básicos de leggings, en referencia a la longitud de la pierna. Pero la lista no termina aquí; puedes encontrar variedades de cintura alta, de tiro bajo, acuchillados, con la rodilla partida, por encima de la rodilla y otros cortes y estilos, por lo que conviene tener en cuenta que esta lista no es en absoluto el límite de tus opciones.

Ahora que hemos visto los tipos de leggings más populares, probablemente ya tengas una buena idea de qué tipo complementará tu tipo de cuerpo y los tipos de ropa de tu armario.

Cómo llevar los leggings: Qué hacer y qué no hacer
Ya hemos comprobado que los leggings tienen una gran variedad de formas, estilos y tamaños. Tanto si quieres que sean un elemento sencillo de tu look -similar a unas mallas o a otra prenda de vestir para las piernas- como si quieres que sean una prenda destacada de tu vestuario, hay algunas cosas que debes y no debes hacer cuando se trata de llevar leggings.


Fíjate en el tamaño


Dado que los leggings se confunden a menudo con las mallas, puede ser tentador comprar un par, asumiendo que una talla se ajusta a la mayoría. Pero esto no suele ser una buena idea, porque los leggings no son tan permisivos como las mallas o las medias, y a menudo no se estiran tan bien. Por lo tanto, siempre debes consultar la tabla de tallas antes de comprar.

 

 

No confundas los leggings con las mallas


Como ya hemos dicho, es importante distinguir entre leggings y mallas. Aunque ambos se parecen mucho, ya hemos dicho que las mallas son completamente diferentes a los leggings. Suelen ser de un material mucho más grueso, y se asemejan más a los pantalones.

Por otra parte, es posible que no puedas llevar mallas de la misma forma que los leggings, ya que las mallas no cubren lo suficiente tus partes bajas.


Ten en cuenta la calidad y el precio


Dado que los leggings se han hecho tan populares que se han convertido casi en un producto básico, esto significa que aparecen muchas variedades baratas en Internet una y otra vez. Puede ser tentador comprar algunas de estas variedades de menor precio, pero sólo debes hacerlo con precaución. A veces, si se opta por un artículo muy barato, esto tiene un coste.

Las variedades más baratas suelen tener una cintura fina y elástica que puede resultar muy incómoda. Además, los leggings más baratos son propensos a no conservar su forma una vez estirados, lo que puede hacer que queden holgados alrededor de la rodilla después de un par de usos.


No ignores tu tipo de cuerpo


A la hora de comprar un par de leggings, siempre debes tener en cuenta tu tipo de cuerpo. La longitud de los leggings que elijas puede acentuar tus piernas, caderas y muslos, haciendo resaltar o no ciertas zonas de tu cuerpo.

Por ejemplo, los leggings a media pantorrilla pueden hacer que las piernas más anchas parezcan más cortas, mientras que los leggings hasta el tobillo pueden ser estupendos si quieres que tus piernas parezcan más alargadas y estilizadas, sobre todo si los llevas con zapatos de tacón. Y si tienes las caderas anchas, puede ser una buena idea optar por un par de leggings con una cintura más gruesa para mantener una silueta limpia y evitar que la prenda se "clave" o se enrolle hacia abajo.


Estilos de leggings imprescindibles


Ya hemos hablado de los diferentes tipos y longitudes de leggings que hay en el mercado, pero ¿qué hay de los diferentes estilos? Si quieres empezar a añadir leggings a tu armario, hay algunas opciones que toda chica debería tener:

- Leggings negros lisos: deberían ser un elemento básico en el armario de cualquier chica. No importa la longitud, un par (o dos) de leggings negros lisos es una prenda diversa que puede llevarse con múltiples conjuntos.

- Leggings de colores en bloque - Esto significa básicamente cualquier otro color que no sea el negro. Puedes conseguir una gran variedad de colores diferentes fácilmente (y relativamente baratos), así que tienes un número de combinaciones de colores diferentes con las que trabajar cuando se trata de combinar un par de leggings con tus conjuntos existentes.

- Leggings estampados: añadirán color, variedad y a menudo un poco de textura a cualquier conjunto. Combínalos con una camiseta atrevida o un jersey de gran tamaño para conseguir un estilo urbano sin esfuerzo.

Leggings estampados: añade un poco de diversión y detalles a cualquier conjunto informal de fin de semana optando por estampados y bonitos leggings bordados, o añade un poco de glamour gótico optando por estampados jacquard combinados con ropa oscura.

- Leggings térmicos y de vellón: son una fantástica adición a tu armario de invierno, ya que el forro de vellón te ayuda a protegerte del frío otoñal e invernal, sin que te sientas abultada y restringida.

- Mallas metálicas: añade un toque instantáneo de brillo y glamour con unas mallas metálicas. Combinan a la perfección con una túnica o un vestido brillantes, y son ideales para dar un toque moderno y retrofuturista a tus conjuntos de noche.

- Jeggings - Son un cruce entre los vaqueros ajustados y los leggings. Pueden ser de tela vaquera o estar estampados para que parezcan de tela vaquera, lo que los convierte en una buena prenda para cuando quieres el aspecto de la tela vaquera, pero la comodidad de los leggings.

 

 

Consejos de estilo para los leggings


Aunque puedes llevar leggings con lo que quieras, hay algunos consejos y trucos de estilo que puedes seguir. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos consejos no se aplican necesariamente a todo el mundo, ya que no hay una forma correcta o incorrecta de llevar tu propio estilo personal.


1) Vístete según tu forma


Si tienes forma de "pera" o de "manzana", es posible que quieras llevar un par de leggings con una camiseta de tirantes larga, o una camisa o túnica de gran tamaño. Aunque se discute si se deben usar leggings con camisetas cortas que no cubran el trasero, si decides que quieres ocultar esta zona, las camisetas largas son definitivamente el camino a seguir. Además, si quieres que las piernas gruesas parezcan más delgadas, considera la posibilidad de optar por leggings hasta el tobillo o con pies, combinados con tacones altos para dar un aspecto más alargado a tus piernas.

2) Equilibra los estampados con los colores sólidos
En el caso de los leggings de colores sólidos, es una buena idea combinarlos con tops estampados con mucha textura, para evitar que el conjunto parezca soso. Y a la inversa, si optas por unos leggings estampados, mantén la parte superior lisa. Sin embargo, si eres un genio a la hora de combinar distintos estampados, no dudes en experimentar con diferentes motivos y texturas.

3) Capas
Crea un look casual por capas combinando unos leggings lisos con una túnica y un cárdigan en cascada. Y para darle un toque especial al look, ponte unas botas punk o de combate con calcetines de encaje para añadir un poco de textura e interés a tu parte inferior. Incluso puedes llevar leggings estampados debajo de unos vaqueros rotos para dar otra capa de detalle a tu conjunto.



4) Elige el calzado adecuado
Lo mejor de los leggings es que son una prenda de transición que puede vestirse de forma elegante o informal. Quedan muy bien con unas zapatillas de deporte o unas bailarinas para un look casual de día, y también con un par de tacones. Sólo tienes que elegir el calzado adecuado para la ocasión y divertirte mezclando tu estilo.

5) Usa leggings para cubrirte
Puedes combinar los leggings con una minifalda, o incluso con unos shorts vaqueros recortados si quieres, pero si te sientes incómoda llevándolos con una falda más corta puedes añadir un cárdigan largo para cubrir un poco la parte trasera de tus piernas (este es también un gran truco si quieres cubrir tus caderas). Lo mejor de los leggings es que puedes añadirlos a un conjunto escaso y seguir teniendo una gran cobertura en las piernas, lo que te proporcionará la excusa perfecta para ponerte ese minivestido que siempre te ha parecido "demasiado corto".

6) No te olvides de los accesorios
Al igual que con la adición de capas, elige accesorios que complementen el estilo de los leggings que llevas. Si llevas leggings estampados, elige accesorios que complementen los colores y las texturas. Y no tengas miedo de ir a lo grande y atrevida si has optado por unos leggings lisos, de color bloque o negros. Una pulsera en el tobillo con unos leggings hasta la pantorrilla añade un pequeño detalle a tu parte inferior, o si te apetece cambiar un poco las cosas, puedes conseguir el mismo efecto sutilmente glamuroso con un tatuaje temporal en el tobillo.

¿Tienes algún consejo para llevar los leggings con comodidad y estilo?

Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Tienda Calaveras
Tienda Calaveras


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

¡GANA UN CONJUNTO DE JOYAS CALAVERAS POR VALOR DE 250€!
GUÍA DE TALLAS CALAVERAS

¡Únete a la tripulación! RECIBIRÁS LA GUÍA COMPLETA DE TATUAJES DE CALAVERAS GRATIS!