☠️100€ de compra=1 anillo calavera mexicana ofrecido☠️

0

Tu carrito está vacío

¿Cómo eran los peinados de las mujeres en los años 30?

por Tienda Calaveras

La década de 1930 se caracterizó por la agitación económica y la Gran Depresión. Pero para los que la vivieron, todo consistía en intentar mantener una sensación de normalidad y dignidad a pesar de las dificultades.

Para una mujer de los años 30, los peinados y los accesorios de moda eran una forma de añadir clase y encanto sin arruinarse. Hoy veremos algunas de las tendencias que definieron la época, y veremos cómo puedes recrear estos looks en la actualidad.


El papel de la moda en tiempos difíciles


Si sabes algo de los años 30, seguramente habrás visto las imágenes de las colas de pan de los desempleados y de los agricultores huyendo del polvo. Pero probablemente no sepas que se esperaba que las mujeres de la época tuvieran un aspecto "elegante", es decir, que tuvieran un aspecto elegante y arreglado sin gastar demasiado.

La típica mujer de los años 30 todavía tenía que desempeñar un papel tradicional: los vestidos, el pelo perfectamente peinado y los accesorios se utilizaban para mantener la imagen de que las cosas estaban "arregladas", ¡aunque en realidad estuvieran pendiendo de un hilo! Esto hizo que se diera más importancia a los peinados, los accesorios y otros pequeños toques para conjuntar los conjuntos sin tener que comprar un nuevo look.


Evolución de la moda de los años 20 para una nueva década


Muchas de las tendencias que exploraremos son una evolución del estilo de los años 20. Mientras que algunas cosas de los años 20 quedaron atrás -los dobladillos cortos y las fiestas salvajes, por ejemplo-, otras tendencias de la moda siguieron dejando su huella.

El pelo corto -iniciado por la moda de los bobs de los años 20- siguió siendo la corriente principal, y los cortes perfectamente peinados continuaron apareciendo en las mujeres. La tendencia de la silueta juvenil evolucionó en los años 30 hasta convertirse en un reloj de arena alargado y muy delgado, pero que seguía teniendo un atractivo minimalista. El pelo más corto también hacía que los hombros y el cuello de las mujeres parecieran más delgados, lo que se sumaba al ideal de cuerpo delgado de la época.


Peinados para conseguir el look de los años 30



Los años 30 se caracterizaron por hacer más con menos, y el pelo no es una excepción. Vamos a ver los estilos más populares de la década, así como los trucos de bricolaje para probarlos por ti misma.


Corto y dulce: La onda Marcel



Las ondas cortas o los rizos eran los preferidos de las mujeres en los años 30, una tendencia que duró hasta los años 70. En los años 30, las "ondas de dedo" de los años 20 estaban en desuso, y se utilizaban nuevos aparatos caseros, como el rizador, para crear ondas suaves y con más volumen que disimulaban cualquier corte de pelo crecido.

La Onda Marcel debe su nombre al inventor de la plancha para "ondular el pelo", Marcel Grateau. Aunque se creó en la década de 1870, el estilo alcanzó su máxima popularidad en los años 30, cuando las mujeres utilizaban las planchas de rizado en casa, en lugar de ir a la peluquería. Las planchas eléctricas, inventadas en 1924, lo hicieron posible. En lugar de enrollar un mechón entero alrededor de la plancha, sólo se presiona una sección en forma de onda y se fija con laca. Si se trabaja en toda la cabeza, se acorta el pelo y se añade volumen.


Misterio Moviestar - El paje



Siguiendo el ejemplo del bob corto y atrevido, el pageboy añade un toque femenino. El Pageboy, preferido por la estrella Greta Garbo, tenía una raya lateral, una parte superior lisa y plana, y las puntas rizadas a la altura de los hombros para dar un aspecto pulido. Por lo general, el pelo a lo largo de la cara se cortaba en un ligero ángulo para enmarcar el rostro.

Conseguir el look Pageboy es fácil si tienes el pelo hasta los hombros. Sólo tienes que hacer una raya a un lado y alisar el pelo. A continuación, riza cada extremo para que caiga suavemente por debajo de la barbilla, prestando especial atención a lo largo de la cara para conseguir un flequillo vampírico por encima de los ojos.


Elegante sin corte - El Chingon



Para una mujer con presupuesto, los frecuentes cortes de pelo para mantener un estilo corto eran demasiado. Si una mujer tiene el pelo largo, puede utilizar un moño para crear el aspecto de pelo corto. Además, este peinado tiene la ventaja de mantener el pelo fuera de la cara, lo que era estupendo para una mujer trabajadora.

Para crear un moño, empieza por recoger el pelo en una coleta lisa. A continuación, divide la cola de caballo justo por encima de la corbata, y luego pasa el resto de la cola por el hueco, creando un moño. Coge otra goma de pelo pequeña y ata el extremo de la cola en una nueva cola diminuta. Vuelve a llevar la cola pequeña hasta el revoltijo y métela dentro, haciendo un bucle alrededor de la parte exterior y creando un moño. A continuación, clava algunas horquillas para asegurar el moño. Saca algunos mechones de delante para completar el efecto romántico.


Largo y en capas - El Bob crecido

 

 

No todas las mujeres estaban de acuerdo con el pelo corto, y para ellas era popular el look rizado, esponjoso y divertido. Ginger Rogers lo convirtió en su corte de pelo característico y contribuyó a que su popularidad se disparara. La clave de este estilo de los años 30 era un corte recto con mucho volumen en la parte inferior. Esto también ocultaba las puntas abiertas o los cortes de pelo caseros, lo que ayudaba a mantener el aspecto "elegante" sin gastar.

Para conseguir este look, simplemente hay que peinar el cabello desde la parte superior hasta la mitad. Con una horquilla, levanta la parte superior del cabello, dándole volumen. Luego, con una plancha o rizador, haz pequeños rizos sólo en la parte inferior. Despunta y pulveriza y ya está.


Un toque de glamour


Los peinados no eran la única forma que tenían las mujeres de los años 30 de mantener un aire de sofisticación. Los accesorios como los sombreros, los bolsos, los cinturones y los pañuelos jugaban un papel importante para lucir "elegante" sin gastar demasiado.


Para rematar la faena



Los sombreros podían hacerse en casa o diseñarse específicamente para mejorar un atuendo. Los sombreros se vendían por menos de un dólar, y a veces sólo costaban unos céntimos. Los cinturones solían venir con un determinado vestido, pero podían cambiarse para crear nuevos looks con vestidos antiguos. Tanto los sombreros como los cinturones podían coordinarse entre sí para crear una sensación de sofisticación a juego.

Para conseguir este look, hay que encontrar cinturones gruesos que se lleven en la parte alta de la cintura, como era el estilo de la época. Los sombreros pueden ser más complicados, pero buscar en Internet el sombrero adecuado puede merecer la pena. Para conseguir un auténtico look de los años 30, combina un sombrero y un cinturón en colores brillantes y alegres para añadir un toque de glamour vintage a tu próximo conjunto.


Mezcla y combina estilos de zapatos



Los sombreros pueden hacerse en casa o diseñarse específicamente para mejorar un atuendo. Los sombreros se vendían por menos de un dólar, a veces sólo costaban unos céntimos. Los cinturones a menudo venían con un determinado vestido, pero podían cambiarse para crear nuevos looks con vestidos antiguos. Tanto los sombreros como los cinturones podían coordinarse entre sí para crear una sensación de sofisticación a juego.

Para conseguir este look, hay que encontrar cinturones gruesos que se lleven en la parte alta de la cintura, como era el estilo de la época. Los sombreros pueden ser más complicados, pero buscar en Internet el sombrero adecuado puede merecer la pena. Para conseguir un auténtico look de los años 30, combina un sombrero y un cinturón en colores brillantes y alegres para añadir un toque de glamour vintage a tu próximo conjunto.


Mezcla y combina estilos de zapatos



Moda frugal, pero divertida
La mujer de los años 30 tenía mucho que hacer. Los tiempos eran difíciles, pero aún así se esperaba que tuviera un aspecto glamuroso. Para ello, las mujeres recurrían a pequeños detalles para mantenerse sanas y con estilo en este mundo. Aunque la Gran Depresión pasó, los estilos permanecieron con nosotros. Los recogidos esponjosos y los oxfords con lengüeta siguen siendo elementos de estilo hoy en día, y con los arreglos adecuados en casa, ¡también puedes conseguir el divertido y frugal estilo de los años 30!

Tienda Calaveras
Tienda Calaveras


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

¡GANA UN CONJUNTO DE JOYAS CALAVERAS POR VALOR DE 250€!
GUÍA DE TALLAS CALAVERAS

¡Únete a la tripulación! RECIBIRÁS LA GUÍA COMPLETA DE TATUAJES DE CALAVERAS GRATIS!